VERSION ON-LINE: ISSN 1028-4818

Multimed 2003; 7 (suplemento2)


Hospital Hermanos Cordové.
 Manzanillo. 2002.
 
Econometría y Estadísticas. Binomio indisoluble.
Una aproximación en salud.
 


Marcio Ulises Estrada Paneque; Onelia Cortés Figueredo[2].
 
              
Resumen
 
Se trata de un estudio descriptivo, de análisis econométrico y estadístico del comportamiento presupuestal y los indicadores del movimiento hospitalario en el Hospital Pediátrico Universitario Provincial Hermanos Cordové, de Manzanillo. Valoramos la ejecución del presupuesto total y deducido en epígrafes del año 2002, para correlacionarlo con los siguientes indicadores: pacientes atendidos e ingresados, índice ocupacional y promedio de estadía. Los resultados y su análisis indicaron que existieron sobregiros presupuestarios en casi todos los rubros de la ejecución del presupuesto, a punto de partida del comportamiento de los gastos en relación con el nivel de actividad atencional principal de la institución. La utilización de los indicadores estadísticos de movimiento hospitalario se convierte así en un mecanismo de alerta para reajustes presupuestarios según la utilización del recurso cama y el resto de las actividades esenciales de las instituciones hospitalarias, por lo que ameritan un análisis integrado con los ejecutores de la gestión económica, de forma periódica, para la conciliación de gastos y costos de manera objetiva.
Descriptores DeCS: Eficiencia Organizacional. Análisis Costo-Eficiencia. Costo de Enfermedad 
 
 
Introducción
 
La economía en salud pública se plantea la eficiencia como un objetivo prioritario, lo que justifica y obliga a la revisión de los esquemas operativos tradicionales, para reducir los criterios subjetivos en la toma de decisiones en las instituciones de salud y dentro de ellas, los hospitales constituyen un escenario principal para la actividad económica por su significación para el presupuesto del sistema. El objeto de la economía en salud es la articulación de las prioridades epidemiológicas y las económicas con el fin de identificar las mejores opciones en la asignación de los recursos disponibles; integrar la gestión y la atención médica a estrategias de calidad fundamentadas en una planeación o planificación objetivas. Para ello, debe incorporar nuevos indicadores de desempeño general, no sólo calculando los usos de recursos técnicos y financieros, sino evaluando la calidad de las opciones hechas por sus recursos humanos en la búsqueda de la maximización de la relación costo/efectividad del sistema hospitalario. (1) Para ello, está la econometría, instrumento metodológico analítico que perfecciona los procesos de gerencia y se sustenta, para su desarrollo, en las técnicas y alcance de la estadística y en el caso del sector de la salud, de la estadística médica y la bioestadística. (2)
Cuando coloquialmente se habla de estadística, se suele pensar en una relación de datos numéricos presentada de forma ordenada y sistemática. Esta idea es la consecuencia del concepto popular que existe sobre el término y que cada vez está más extendido debido a la influencia de nuestro entorno, ya que hoy día es casi imposible que cualquier medio de difusión, periódico, radio, televisión, etc., no nos aborde diariamente con cualquier tipo de información estadística sobre accidentes de tráfico, índices de crecimiento de población, turismo, etc. Sólo cuando nos adentramos en un mundo más específico como es el campo de la investigación empezamos a percibir que la Estadística no sólo es algo más, sino que se convierte en la única herramienta que, hoy por hoy, permite dar luz y obtener resultados, y por tanto beneficios, en cualquier tipo de estudio o actividad. Por ello podemos definir la estadística como la ciencia que estudia cómo debe emplearse la información y cómo dar una guía de acción en situaciones prácticas que entrañan incertidumbre. La Estadística se ocupa de los métodos y procedimientos para recoger, clasificar, resumir, hallar regularidades y analizar los datos, siempre y cuando la variabilidad e incertidumbre sea una causa intrínseca de los mismos; así como de realizar inferencias a partir de ellos, con la finalidad de ayudar a la toma de decisiones y en su caso formular predicciones.
En econometría existen tres paradigmas de medición cualitativa de cualquier gestión: eficacia (relación objetivos/resultados bajo condiciones ideales), efectividad (relación objetivos/resultados bajo condiciones reales) y eficiencia (relación recursos/resultados bajo condiciones reales); ninguno de ellos, bajo ningún concepto o procedimiento, puede ser evaluado sin el uso de las estadísticas, y cuando llevan el apellido de eficacia económica, efectividad económica o eficiencia económica en salud, tienen, irremediablemente, que fundamentar sus proyecciones en las estadísticas médicas o vitales de la institución evaluada.(1,3)
En los medios hospitalarios es muy frecuente la idea de que la necesidad de la evaluación económica es consecuencia de la coyuntural limitación de los recursos disponibles. Lógicamente, esto no es cierto de manera absoluta debido a que de un modo u otro, los recursos siempre son limitados. Por otra parte es preciso señalar que los recursos son menores que las necesidades potenciales o que la demanda de intervenciones sanitarias, teniendo en cuenta que ambas pueden crecer infinitamente, dado que resulta imposible imaginar una solución definitiva de los problemas de salud. Desgraciadamente, no son todos los directivos ni funcionarios de los servicios hospitalarios, los que han interiorizado la práctica de análisis econométrico integrado a los datos estadísticos que ofrecen los indicadores del movimiento hospitalario, y mucho menos, promover la concientización de ello en sus colectivos laborales. (4)
En el Hospital Universitario Pediátrico Hermanos Cordové, de Manzanillo, con la implementación de un grupo de indicadores de eficiencia médica, su seguimiento y control durante algunos años de la década de los 90s, se pudo determinar el comportamiento evolutivo de la relación movimiento hospitalario/costos y categorizar al costo modificable como indicador trazador del desempeño técnico y profesional en el contexto de la atención al paciente hospitalizado. Los resultados - en términos de ahorro de recursos materiales, financieros y calidad de la atención, durante el periodo evaluado – avalaron su implementación y nuestra propuesta actual de que se retome la integración dinámica de los indicadores del movimiento hospitalario por servicios y unidades al comportamiento y análisis econométrico de dichas instancias y del hospital en general, como una posible vía de solución de la compleja ecuación:
- Uso racional de recursos y presupuesto/ Disminución altos costos/ Calidad atencional/Satisfacción
   de los usuarios y familiares…, en un entorno de cientificidad, concientización económica y uso
   racional de las estadísticas médicas.

Somos concientes de las complejidades socioeconómicas por las que atravesamos, pero ellas nos exigen que profundicemos en el estudio crítico de nuestras dificultades y debilidades para con ello ganar en fortaleza y enfocar objetivamente la dirección futura de nuestra labor.
 
 
 
Objetivos
 
1. Declarar nuestra concepción sobre la relación indisoluble que existe entre la econometría o control de la gestión económica en salud y las técnicas y procedimientos de la estadística médica, para lograr la eficiencia en la toma de decisiones en el sector.
2. Evaluar algunos aspectos econométricos o de la gestión económica del Hospital Universitario Pediátrico Hermanos Cordové, durante el año 2002, partiendo del manejo de los indicadores del movimiento hospitalario.
3. Realizar la crítica científica constructiva y las recomendaciones pertinentes al actual enfoque del análisis económico hospitalario, proponiendo un análisis integrado a indicadores estadísticos de la actividad vital de la institución y la adopción de nuevos indicadores.
 
 
Método
 
Se trata de un estudio descriptivo, de análisis econométrico y estadístico del comportamiento presupuestal y los indicadores del movimiento hospitalario en el Hospital Pediátrico Universitario Provincial Hermanos Cordové, de Manzanillo. Valoramos la ejecución del presupuesto total y deducido en epígrafes del año 2002, para correlacionarlo con los siguientes indicadores: pacientes atendidos e ingresados, índice ocupacional y promedio de estadía. Se realizan para dar curso a la metódica y salida a los objetivos planteados procedimientos matemáticos inherentes a la estadística descriptiva y los resultados se representan en tablas para su análisis y discusión
 
 
Resultados
 
1. En el año 2002 la ejecución del presupuesto total se comportó al 98,37 %, lo que significó un ahorro de 0, 84 pesos por indicador de presupuesto asignado a la cama hospitalaria, considerando los índices de sustitución y rotación de las camas obtenidas en este año. No obstante, de este presupuesto – que se supone asignado para un comportamiento promedio, en cuanto Índice Ocupacional del hospital, de al menos de 50 %) -, se utilizó más del 98 % a pesar de que el IO estuvo en 38,9, lo que denota un sobre gasto de $ 722, 884.58, no acorde con el nivel de actividad fundamental de la institución, que es el paciente ingresado.

2. Del presupuesto total ejecutado, el 57,9 % correspondió al rubro salario y el 42, 1% al uso de materiales y otros gastos. En este tipo de institución, en nuestro país, existen plantillas hipertrofiadas, que distorsionan los valores de costo lógico en las funciones asistenciales, docentes, administrativas e investigativas. Los gastos relacionados a salario y otros propios de la vitalidad de la institución, aunque concebidos como tal en la estrategia presupuestaria del MINSAP, establecen rangos exagerados en la valoración econometrita de la gestión y razón de ser de este tipo de institución. Así, podemos observar que:

- En el rubro alimento, con $ 233,929 de ejecución, hubo un sobregiro de consumo del 22% si
 consideramos que sólo 75 de las 194 camas de dotación fueron utilizadas con regularidad y un
 promedio de estadía considerado bajo-aceptable para este tipo de hospital pediátrico terminal.
- En el rubro medicamentos y materiales afines se gastó $ 310,492 para un promedio de uso/paciente
 ingresado de $ 50,11. Lógicamente, el indicador de costos por medicamentos y otros materiales varía
 en los diferentes servicios y por otra parte, a pesar de no considerarse la actividad esencial, la
 medicación en los servicios de urgencia y quirúrgicos, donde se atendieron 34291y 2392 pacientes
 respectivamente, incidió, sin dudas, en el gasto por medicamentos. A este rubro hay que añadirle el
 uso de materiales y reactivos de laboratorio y otros complementarios.
- El rubro lencería y vestuario, aunque no exclusivo de utilización en pacientes, es otro de los
 indicadores que se seleccionan para contrapesar su uso con la actividad fundamental. En este caso,  existió un sobregiro de $ 1846 (22,7%).

3. Los estudios complementarios se comportaron de la siguiente forma:
- 1,05 análisis de laboratorio por caso visto en urgencias
- 1, 6 análisis de laboratorio por caso ingresado
- 0, 17 estudio radiológico por caso visto en urgencias
- 0,35 estudio radiológico por caso ingresado
- 0,29 cultivo microbiológico por caso visto en la institución.
 
 
Estos parámetros, que indican la eficiencia del desempeño médico en su toma de decisiones diagnósticas, también requieren de un análisis econométrico sustentado en indicadores estadísticos de la actividad hospitalaria.
 
 
Conclusiones
 
El análisis retrospectivo de los parámetros econométricos del hospital en relación al comportamiento de los indicadores del movimiento hospitalario, nos permite evaluar la eficiencia y efectividad de la gestión económica e integral de la institución y constituye un mecanismo de alerta desaprovechado por gerentes y administrativos para ejecutar una valoración objetiva periódica de los resultados y utilización de recursos humanos, financieros y materiales.
 
 
Recomendaciones
 
Retomar la política de analizar con periodicidad los resultados de la gestión económica hospitalaria y por servicios, basada en los indicadores de la estadística médica vital y en los indicadores de la eficiencia médica hospitalaria.
 
 
Referencias Bibliográficas.
  1. Estrada, M. Costos hospitalarios e indicadores de eficiencia. Comportamiento técnico-distributivo. Rev Hosp. Psiq Hab. 2002; 11(2):24-30
  1. Taghreed Adam, David B Evans. Econometric estimation of country-specific hospital costs. World Health Organization. Cost Effectiveness and Resource Allocation Journal (CERA) 2003 1:3
  1. Bouza, A. Reflexiones acerca del uso de los conceptos de eficiencia, eficacia y efectividad en el sector salud. Rev. Cubana Salud Pública 2000;26(1):50-6
  1. Estrada, M. Evaluación económica de salud y procederes bioestadística. Taller Nacional para el perfeccionamiento de la economía y las estadísticas de salud. MINSAP. Ciudad Habana. 2001.
 
 
 
 
[1] Especialista de Primer y Segundo Grado en Pediatría y en Administración de Salud. Profesor Titular
[1] Jefa del Departamento de Estadística Médica. Técnica en Estadísticas.