VERSION ON-LINE: ISSN 1028-4818
RPNS-1853

Multimed 2002; 6 (4)
 
HOSPITAL PEDIATRICO DOCENTE “HERMANOS CORDOVE”
MANZANILLO. GRANMA.
 
Propuesta de nuevas estrategias en la atención al adolescente.
Proposal of new strategies in adolescents assistance.
 
 
Marcio Ulises Estrada Paneque[i]; Caridad Vinajera Torres[ii]


Resumen
 
Se realiza una propuesta de nuevas estrategias para enfrentar el tratamiento de los adolescentes en la que se destacan las unidades para adolescentes, tanto hospitalarias como extrahospitalarias. También se promueve un nuevo tipo de consulta que incluye la clínica para adolescentes, unidades de salud mental infanto-juvenil y unidades de salud obstétrica infanto-juvenil.
Descriptores DeCS: ESTRATEGIAS; SERVICIOS DE SALUD DE LOS ADOLESCENTES.


Introducción

La población cubana adolescente representa 27% de la población total, el cual frecuenta la consulta menos de lo deseable, al menos una vez al año, debido a la estimación errónea que tienen acerca de su salud, y a las carencias asistenciales, ya que la consulta tradicional resuelve los problemas orgánicos pero no es aceptada por los adolescentes para los problemas psicosociales, mentales, familiares o los relacionados con el consumo de sustancias tóxicas, legales e ilegales.
Los motivos de consulta varían, en nuestra experiencia, según se trate de un consultorio organizado al modo tradicional, o específico para este grupo de edad, y así mientras que en el primer caso los problemas giran en torno a la patología orgánica con leves apuntes de otro tipo, en el caso de la consulta especifica, los primeros lugares son ocupados por cuestiones relacionados con la sexualidad, salud mental, y drogas legales e ilegales. Estos hechos, constatados por otros autores, revelan que es necesario otro modelo de atención sanitaria integral. Por otra parte es evidente que la asistencia pediátrica hasta la pubertad es óptima en nuestro país en la actualidad, y que sobre este grupo recayeron siempre los esfuerzos para mejorar la calidad, lo que no se ha producido en la etapa adolescencia-juventud.
La OMS define a la adolescencia como el período comprendido entre 10 y 19 años de edad, al final de los cuales se habrán conseguido tres hitos claves en el desarrollo:
·         Maduración sexual (procreación).
·         Maduración psicológica (identificación).
·         Maduración social (independencia).

Para atender debidamente al adolescente en su desarrollo hacia la etapa adulta se precisan unos requisitos:
 1. Formación académica en medicina del adolescente en pregrado y postgrado, lo cual no se ha logrado de forma integral, siendo los intentos de esta enseñanza aprendizaje aislados o incorporados a otras  temáticas.
 2. Formación de profesionales que puedan liderar futuros equipos asistenciales en la atención global a la salud del adolescente.
 3. Unidades de hospitalización para adolescentes, separadas de niños y adultos.
 4. Promoción de la investigación y de los conocimientos en esta área.
 5. Consultas externas según modelo que expondremos más adelante.

Unidades para adolescentes
Hospitalarias
A nivel secundario son la referencia que coordinaría la docencia y la investigación, además de prestar la asistencia sanitaria. Contarán con hospital de día para ciertas afecciones médicas, quirúrgicas o mentales.

Extrahospitalarias
Son más operativas que las hospitalarias y pueden ubicarse en consultorios o policlínicos, coordinadas por un pediatra o médico general integral experto, que podrá solicitar la ayuda de otros profesionales.
En estas consultas existirá siempre la posibilidad de atender a un paciente en el mismo día que lo solicite. La sala de espera será adecuada con la decoración apropiada a esa edad con folletos informativos y carteles apropiados. El local de consulta permitirá el acomodo del médico, del adolescente y de posibles acompañantes. Existirá un biombo o apartado para que pueda desvestirse, así como alguna prenda sanitaria. Es imprescindible la presencia de enfermera o auxiliar en algún momento de la exploración, salvo opinión expresa en contra, con el fin de evitar posibles imputaciones o malas interpretaciones.

Tipos de consulta
Consulta tradicional
Es mal aceptada por la escasez de tiempo, por compartir sala de espera y despacho con niños y adultos o ambos, y porque consideran que no se garantiza la confidencialidad e intimidad.

Consulta joven
Es la más adecuada. Situada en lugar diferente a la consulta pediátrica y a ser posible en una zona de la institución de salud poco transitada cumple los requisitos necesarios. Además de los motivos de consulta ya mencionados se ocupará también de vacunas, alimentación, supervisión médica deportiva u otros temas sugeridos.

Clínica escolar para adolescentes
Nacieron en EE.UU. entre 1960 y 1970 en los Centros de Enseñanza Media y Profesional para frenar el deterioro físico, mental y social que sufrían los jóvenes. Se realizan exámenes para detección de problemas, y seguimiento y tratamiento de las enfermedades existentes, de común acuerdo con el médico. En nuestro país este tipo de asistencia pudiera no ser necesaria ya que entendemos que es más fácil instaurar una red de Consulta Joven aprovechando la excelente infraestructura de los centros de salud.

Unidades de salud mental infanto-juvenil
Son absolutamente necesarias dada la elevada prevalencia de problemas mentales y emocionales. Actualmente están a cargos de psicólogos o psiquiatras especializados en esos grupos de edades. Se localizan en hospitales cabeceras de la provincia. Este servicio no se presta en los restantes municipios.
 
Unidades de salud ginecobstétrica infanto-juvenil
Cualquier tipo de consulta debe atender la salud del adolescente de forma integral no propiciando la idea de que su actividad se centra principalmente en sexualidad-reproducción. Además, deben tener una fácil comunicación con las Unidades de Salud Mental Infanto-Juvenil de forma que se puedan realizar interconsultas entre médicos o se pueda hacer una derivación rápida si el caso lo requiere.
Por otra parte hay que reseñar que la Consulta Joven, o en su defecto la Clínica Escolar de Adolescentes, son dos pilares básicos en la moderna atención integral y deben diferenciarse de los clásicos servicios de Salud Escolar en que en aquellas no solo se hace detección de problemas sino también seguimiento y tratamiento, aportando un enfoque global en educación y atención sanitaria.
Recordemos a modo de ejemplo que la Academia Americana de Pediatría incluye entre las actividades del pediatra tareas impensables hasta hace poco tiempo como la prevención de la violencia, y que su papel como asesor sanitario-social será cada vez más importante en una sociedad cambiante, en la que es necesario fomentar el desarrollo de los factores protectores, de la resiliencia, como medio para evitar importantes conflictos en los adolescentes.

Referencias Bibliográficas
 
1. Elster AB, Kuznets NJ. Fundamentos y recomendaciones: Prestaciones de servicios sanitarios a los adolescentes. Guía de la AMA para actividades preventivas en el adolescente (GAPA). Madrid: Díaz de Santos; 1995.p. 86-94

2. Navarro González J. Estudio sobre la situación actual y posibilidades futuras de la asistencia al adolescente. An Esp Pediatr1996; 80(Supl.): 69-70.

3. Elster AB, Kuznets NJ. Fundamentos y recomendaciones: Prestaciones de servicios sanitarios a los adolescentes. Guía de la AMA para actividades preventivas en el adolescente (GAPA). Madrid: Díaz de  Santos; 1995.p. 125-9.

4. Brañas Fernández P. Unidad de Formación In salud y SCCALP. Santander: [sn]; 1996.

5. Sam Yancy W. Práctica en el consultorio. Medicina del adolescente. México: Panamericana; 1994. p. 186-189.

6. Kaplan AW. Centros de salud escolares: Atención primaria en la escuela secundaria. MTA Pediatría 1998; 17: 132-36.







[i] Especialista de Segundo Grado en Pediatría, Primer Grado en Higiene Social y Administración de Salud. Profesor Titular
[ii] Doctora en Ciencias Filológicas. Profesora Titular.