VERSION ON-LINE: ISSN 1028-4818
RPNS-1853

Multimed 2002; 6 (1)
 
 
CLINICA ESTOMATOLOGICA DE ESPECIALIDADES
“GENERAL MANUEL DE JESUS CEDEÑO” BAYAMO GRANMA
 
Erupción dentaria. Mito o realidad.
Alveolar eruption. Myth or reality?
 
 
Magda Guerra Labrada[i]; Amada Murillo Castellanos[ii]; Mibia Fong Borges[iii]; Alexis Ferrer Turiño[iv]
 

Resumen
 
Se realizó un estudio descriptivo de 50 niños de los consultorios 131 y 131 C del Reparto “Roberto Reyes” del área de salud de la Clínica Estomatológica de Especialidades “General Manuel de Jesús Cedeño”, Bayamo Granma; con el objetivo de conocer si el brote dentario produce alteraciones sistémicas y si existía alguna relación con la lactancia materna. Se confeccionó un formulario a las madres donde se recogieron los datos primarios realizándose la computación y validación de los mismos obteniéndose como resultados que 80% de los niños estudiados están afectados por enfermedades sistémicas cuando se produce el brote de su primera dentición, pero estudios nacionales e internacionales han demostrado que la erupción dentaria es un proceso fisiológico y normal que nada tiene que ver con los trastornos sistémicos y que lo que se produce es un “bache inmunológico” alrededor de los 6 meses (fecha en que se inicia el brote de la dentición temporal) en el cual el niño va perdiendo la inmunidad que le confirió la madre durante el embarazo y va creando su propio mecanismo inmune siendo ésta la causa, al parecer, en que el niño es susceptible a trastornos sistémicos, tales como: fiebre, diarreas, catarros, etc. También se comprobó que los niños que fueron alimentados con leche humana 6 meses y más, fueron los menos afectados por enfermedades sistémicas en el proceso que se analizó.
Descriptores DeCS: ERUPCION DENTARIA/fisiología; INFANTE.


Introducción
 
El estomatólogo de hoy en día comprende cada vez mejor su responsabilidad para la comunidad. Esta responsabilidad trasciende más allá de sus deberes en los consultorios del médico de familia quien conjuntamente con el pediatra se convierte en un defensor de la salud pública para elevar los niveles de salud dental y mejorar la salud general de todos los niños de su comunidad.
La erupción dentaria tiene una gran importancia ya que contribuye a la forma de la cara, al desarrollo de los arcos dentarios y la oclusión del individuo (1).
Todos los dientes de leche comienzan a calcificarse alrededor del cuarto y sexto mes de la vida intrauterina. La erupción comienza en forma variable poco después que las raíces se han comenzado a formar. En el recién nacido ocasionalmente se observan dientes deciduos en la boca (2).
El proceso de la erupción dentaria no está aún debidamente explicado, existen varias teorías, pero la más acertada es la que está regida por un control endocrino y que es el resultado de la acción simultanea de distintos fenómenos como la proliferación celular y aposición ósea alrededor (3).
Los dientes primarios se forman en las criptas dentarias que se originan a partir de una bóveda de células epiteliales incorporadas en cada uno de los maxilares en desarrollo. Hacia la 12ma semana de vida fetal; cada una de estas bóvedas epiteliales (las láminas dentarias) continúan siendo zonas de rápido crecimiento a cada lado del maxilar superior y la mandíbula, que se aprecian como abultamientos redondos parecidos a una yema. En cada zona de crecimiento epitelial se produce la organización del mesénquima vecino y ambos elementos actúan de forma combinada para formar el diente.
A medida que prolifera la yema epitelial en superficie más profunda se invagina y baja parcialmente encerrada una masa de mesénquima. Comenzando por la corona, las células epiteliales adoptan la forma del diente que corresponde y sirven de soporte a la matriz orgánica para la calcificación de la dentina. Las estructuras vasculares nerviosas y linfáticas (la pulpa dentaria del diente en desarrollo) quedan encerradas en la parte central hueca de la yema dentaria.
La calcificación se produce por el depósito de cristales de mineral inorgánico en el esmalte y la dentina maduros, una vez formada la matriz orgánica de soporte, donde los distintos puntos de calcificación más tarde concluyen.
La erupción dentaria no es más que el movimiento de la formación de la yema dentaria donde cada diente inicia un desplazamiento constante hacia afuera con respecto al hueso; los dientes de la mandíbula suelen salir antes, que los del maxilar superior y, en general, lo hacen más precozmente las niñas que los niños (4).
La secuencia habitual de la erupción de la dentición primaria es como sigue: primero los incisivos centrales (6 meses) seguido por los inferiores y de 8 a 9 meses, los superiores, los primeros molares de 12 a 14 meses, los caninos de 16 a 18 meses y los segundos molares a los 24 meses y 241/2 considerándose así terminada esta primera dentición (1).
Este proceso fisiológico y normal en los niños es un tema polémico, pues en la literatura pediátrica no se recoge información de que este proceso sea capaz de provocar alteraciones sistémicas a no ser alguna alteración febrícula, sin embargo en el trabajo desplegado en la labor de terreno en la comunidad nos refieren un número considerable de “madres y abuelas” que cada vez que al niño le va a salir un “diente” o una “muela” tiene algún tipo de alteración como: Catarro, diarreas, fiebre, etc., desapareciendo este proceso inmediatamente después de hacer su erupción el diente en cuestión.
Dada la importancia de la aparición de la dentición temporal que delimita un cambio en el tipo de alimentación del niño y lo polémico del tema nos decidimos a hacer este estudio con el objetivo de conocer con que frecuencia se observan alteraciones      sistémicas en el brote de la dentición temporal y su relación con la lactancia materna en los consultorios 131 y 131 C del reparto “Roberto Reyes”, pertenecientes al área de la Clínica de Especialidades de Bayamo.
 


Método
 
Se realiza un estudio descriptivo a 50 pacientes de 0 a 2 años de edad pertenecientes a los consultorios 131 y 131 C del reparto “Roberto Reyes” del área de salud de la Clínica de Especialidades “General Manuel de Jesús Cedeño Infante” de Bayamo, a cuyas madres se les realizó una encuesta que recogía los datos sobre edad, sexo, procedencia, desnutrición materna, a aspectos socioeconómicos, peso al nacer, tiempo de lactancia materna, enfermedades padecidas y la cronología de la dentición asociada a los síntomas generales, digestivos, respiratorios. Los resultados se llevaron a tablas que facilitaron el análisis de los mismos así como a las conclusiones.


Resultado
 
Ochenta por ciento de los niños estudiados estaban afectados por enfermedades sistémicas (tabla 1). Los síntomas respiratorios son los que más se relacionan con la erupción dentaria con 60% (tabla 2). El sexo masculino es el más afectado por los síntomas de las enfermedades sistémicas con 37,5% (tabla 3).
Los niños que lactaron 6 meses y más fueron los menos afectados por las enfermedades sistémicas durante la erupción dentaria (tabla 4).

 
Discusión
 
Estudios nacionales e internacionales han demostrado que el brote dentario es un proceso fisiológico y normal que nada tiene que ver con los trastornos sistémicos y que lo que se produce es alrededor de los 6 a 8 meses (fecha en que se inicia el brote dentario) un “bache inmunológico” en que el niño va perdiendo la inmunidad que le confirió la madre durante el embarazo y creando la suya propia, siendo ésta la causa al parecer que el niño sea susceptible a trastornos sistémicos tales como fiebre, diarrea, catarros entre otros (5,6). No encontramos en nuestros medios trabajos similares para poder comparar lo relativo al comportamiento de síntomas asociados con el brote dentario ni referentes al sexo que predomina.
El Dr. Michael de la Universidad de Toronto junto con otros investigadores plantea que la leche materna es rica en un tipo de proteína soluble llamada CD 14, lo cual estimula las células B que se producen en la médula ósea y que son la clave de la producción de anticuerpos y es rica en secreciones mamarias y le brindan protección activa al bebé (7).
Otros estudios realizados sobre el crecimiento de los niños alimentados exclusivamente con leche materna demostraron la superioridad de la lactancia natural por su valor nutritivo anti-infeccioso, anticonceptivo, emocional, ofreciendo un alto grado de protección contra las enfermedades infecciosas sobre todo frente a las infecciones entéricas y es un factor coadyuvante importante en la reducción de la mortalidad (8).
También Robert A Hatcher en su estudio demostró que la leche materna asegura que el bebé obtenga los nutrientes necesarios así como protección contra enfermedades. La lactancia materna es la forma de alimentación más saludable para la mayoría de los bebés durante sus primeros 6 meses de vida. Conjuntamente con otros alimentos la leche materna puede ser parte primordial de la dieta del niño hasta sus 3 años o más (9).

 
Conclusiones
 
  1. Ochenta por ciento de los niños estudiados están afectados por enfermedades sistémicas pero estudios nacionales e   internacionales han demostrado que el brote dentario es un proceso fisiológico y normal que nada tiene que ver con los trastornos sistémicos y que lo que se produce es, alrededor de los 6 meses (fecha en que se inicia el brote dentario un “bache inmunológico” en que le confirió la madre durante el embarazo creando su propio mecanismo inmune siendo esta    la causa al parecer de que el  niño sea susceptible a trastornos sistémicos tales como fiebre, diarreas, catarros, etc.
  2. Todos los niños objetos de estudio están afectados por uno o varios síntomas asociados al brote dentario de su primera dentición.
  3. Más de la mitad de los niños estudiados están afectados por enfermedades sistémicas en el momento de la erupción dentaria.
  4. Los síntomas respiratorios son los que más inciden en el brote dentario.
  5. El sexo masculino es el más afectado por los factores sistémicos.
  6. Los niños que lactaron 6 meses y más son los menos afectados por los síntomas asociados a la erupción dentaria.
 
Referencias Bibliográficas
 
1.    Fin SB. Odontología Pediátrica. 4ta ed. México D.F.: Interamericana; 1976.

2.    Mores RE. Manual de Ortodoncia. Buenos Aires: Mundi; 1976.

3.    Behman, MD. Tratado de pediatría Nelson. México D.F.: Interamericana; 1998.

4.    Manual de diagnóstico terapéutico en pediatría.3ra ed. Madrid: Residentes del Hospital de Madrid. La Paz; 1996.

5.    Manual de Procedimiento de diagnóstico y tratamiento en pediatría. La Habana: ECIMED; 1998.

6.    Julius M. Un estudio descubre una nueva ventaja de la leche materna. Universidad Toronto. Revista Mujeres No 1-2001.

7.    Araujo Pereira Falcao Pimental V de, Marinice Coutinno MJ, Erneni Falcao Pimental y Macedo Garcías DM. El crecimiento de los niños alimentados exclusivamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida. Bol Of Sanit Panam 1991; 110 (4):

8.    Hatcher, Robert A. Lo esencial de la tecnología anticonceptiva. USA. New York: Universidad de Johns; 1999.



Anexo
 
 
Nombres y apellidos___________________________________
Edad_____ Sexo_____ procedencia ________________________

Antecedentes familiares
-       Desnutrición materna____________
-       Aspecto socio-económico________

Antecedentes prenatales
-       Peso al nacer _________________
-       Lactancia materna______________
-       Enfermedades padecidas_________

Cronología de la dentición                                                             Síntomas

Dentición Temporal                       Meses                Generales               Digestivos                Respiratorios
Incisivo Central Inferior                  
Incisivo Central Superior            
Incisivo Lateral Inferior            
Incisivo Lateral Superior            
Primer Molar Inferior                    
Primer Molar Superior                
Canino Inferior                             
Canino Superior                           
Segundo Molar Inferior                
Segundo Molar Superior             


Tabla 1. Comportamiento de los niños afectados por alteraciones sistémicas en el  brote dentario. Clínica de Especialidades “Manuel de Jesús Cedeño”. Período 2001.  Bayamo, Granma.
 
Niños estudiados
Niños afectados
%
50
40
80
 
 



 
Tabla 2. Comportamientos de algunos síntomas asociados al brote dentario. Clínica de Especialidades “Manuel de Jesús Cedeño”. Período 2001. Bayamo,  Granma.
 
Síntomas Asociados
No.
%
Generales
22
55
Digestivos
19
47,5
Respiratorios
24
60
 
 



 
 
 
 
Tabla 3. Comportamiento de los síntomas asociados con la erupción dentaria según sexo. Clínica de Especialidades “Manuel de   Jesús Cedeño”. Período 2001.  Bayamo, Granma.
 
Síntomas
Niños afectados por el
brote dentario
Total
%
F
%
M
%
Generales
8
20,0
13
32,5
21
52,5
Digestivos
4
10,0
14
35,0
18
45,0
Respiratorios
8
20,0
15
37,5
23
57,5
 
 




 
 
 
 
 
 
Tabla 4. La erupción dentaria y su relación entre la lactancia materna y los diferentes síntomas. Clínica de Especialidades “Manuel de Jesús Cedeño”. Período 2001.  Bayamo, Granma.
 
Lactancia materna
 en meses
Niños afectados
Niños no afectados
No.
%
No.
%
0-5
33
66
2
4
6 y más
7
14
8
16
Total
40
 
10
 
 












[i] Especialista de Primer Grado en Ortodoncia
[ii] Especialista de Primer Grado en Estomatología General Integral. Profesor Instructor
[iii] Especialista de Primer Grado en Estomatología General Integral. Profesor Instructor
[iv] Especialista de Primer Grado en Pediatría. Profesor Asistente.