VERSION ON-LINE: ISSN 1028-4818
RPNS-1853

Multimed 2001; 5 (2)
 
FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS “CELIA SANCHEZ MANDULEY”
MANZANILLO GRANMA
 
 Un modelo para la evaluación del contenido de la disciplina anatomía humana
en la carrera de medicina.
A pattern for the evaluation of the content of human anatomy in medicine carrer.


Antonio Palma Febres[1]; Gisela Trevín Fernández[2]; Soraya Velázquez Velásquez[3];  Emilio Reyes Gutiérrez[4].
 

Resumen
 
El presente trabajo posibilita abordar el perfeccionamiento de la disciplina Anatomía Humana, mediante el diseño de un modelo pedagógico de evaluación, que constituye la adaptación y aplicación de un examen clínico objetivamente estructurado a una disciplina del ciclo básico, partiendo del análisis del sistema de habilidades de la disciplina mediante la utilización de la teoría didáctica del modelo de invariante de habilidad, teniendo en cuenta el invariante de conocimiento de la disciplina, las funciones de la evaluación, así como los modos de actuación del médico general básico en el ejercicio de su profesión. La aplicación desde el curso l996-97,   de un instrumento evaluativo final en las asignaturas que integran la disciplina Anatomía Humana en nuestra facultad modificado a partir del modelo pedagógico propuesto, ha contado con la opinión favorable de alumnos y profesores, apreciándose una mejor preparación de los educandos, así como resultados superiores en calidad (mayor cantidad de alumnos con calificaciones de 4 y 5), en relación con cursos anteriores cuando se aplicaba el examen teórico-práctico tradicional.
Descriptores DeCS: EVALUACIÓN; HABILIDAD; INVARIANTE DE HABILIDAD.


INTRODUCCIÓN
 
Constantemente se elevan las exigencias de la formación multilateral y armónica de los estudiantes en los Centros de Educación Médica Superior, de modo que se hace necesario encontrar una vía que permita el perfeccionamiento del proceso, por tanto, es indispensable que se tenga un criterio definido de la valoración objetiva de su efectividad, lo que se logra a través del uso adecuado de la evaluación. 
Para la Educación Médica Superior cubana está claro que los métodos de evaluación tradicionales son susceptibles de ser mejorados, ya que han centrado su atención en la exploración de contenidos teóricos y en la capacidad de los estudiantes de reproducirlos, haciendo menos énfasis en el hacer y el crear. Es por eso, que los sistemas evaluativos han transitado por distintas etapas que van desde los exámenes teóricos solamente hasta la introducción de exámenes prácticos en todas las asignaturas para obtener el derecho al examen teórico, los exámenes prácticos cruzados nacionales, los exámenes teórico-prácticos y algunas propuestas de examen estatal final como culminación del proceso evaluativo de pregrado.
Los programas de estudio de las diferentes disciplinas y asignaturas de las Ciencias Médicas no son flexibles y nuestra disciplina Anatomía Humana no es la excepción, su diseño está muy centralizado y no está basado en los problemas y necesidades comunitarias.
En el Programa del PCC aprobado en el III Congreso se plantea que: “Se prestará la debida atención a la preparación de los futuros médicos... para ello se perfeccionarán los planes, programas de estudio y libros de textos” (1).
Fidel Castro en relación con la educación médica superior plantea: “Pero no debemos tener temor, cualquier cosa, menos graduar a un médico que no tenga calidad”... y continúa afirmando, “todos los
cuadros deben analizar los problemas relacionados con la evaluación, la necesidad de unificar criterios” (2).
Para lograr el cumplimiento exitoso de esta tarea es necesario acometer el perfeccionamiento de los planes y programas de estudio para lo cual se deberán realizar investigaciones pedagógicas en diferentes direcciones. De ahí la selección de esta temática, el sistema de evaluación del aprendizaje, el cual reviste particular importancia en las condiciones actuales, ya que el control y la evaluación sistemática del proceso docente educativo garantiza la calidad en el logro de los objetivos plasmados en el modelo del profesional.
El proceso de diagnóstico realizado revela la insuficiente contribución del sistema de evaluación final que se aplica en las asignaturas que conforman la disciplina Anatomía Humana, que no permite precisar el dominio por parte de los estudiantes de 1ro y 2do años de la carrera de Medicina de los conocimientos y habilidades que esta disciplina desarrolla y que se manifiesta en niveles posteriores de la carrera.
Esto permite precisar como problema científico: ¿Cómo diseñar un sistema de evaluación final para las asignaturas que conforman la disciplina Anatomía Humana en los años 1ro y 2do de la carrera de Medicina que permita hacer una valoración más objetiva del contenido de la misma apropiado por los estudiantes?.
El anterior problema se da en el proceso docente educativo de la disciplina Anatomía Humana en la carrera de Medicina, que constituye el objeto de la investigación.

Objetivo: Elaboración de un Modelo para la Evaluación Final del contenido de las asignaturas que conforman la disciplina Anatomía Humana, en correspondencia con las regularidades de la formación del profesional de las Ciencias Médicas a que se aspira y necesita nuestra sociedad, a partir del cual se diseña el instrumento evaluativo de la disciplina.

Campo de acción: La Evaluación del aprendizaje y en particular lo relativo a la evaluación final.

Idea a defender: El diseño de un modelo para la evaluación final de las asignaturas que conforman la disciplina Anatomía Humana, sustentado en la metodología del Examen Clínico Objetivamente Estructurado (ECOE) y en la Teoría Didáctica del Invariante de Habilidad, permite hacer una valoración más objetiva de los contenidos que los estudiantes de 1ro y 2do años de la carrera de Medicina deben dominar y posibilita en consecuencia, una mayor contribución a la preparación de los mismos en los niveles siguientes y una mayor efectividad en el futuro modo de actuación profesional.
El aporte teórico fundamental de la investigación está dado en el diseño del Modelo Teórico de Evaluación Final para las asignaturas que conforman la disciplina Anatomía Humana (sobre la base de la adaptación y aplicación de un ECOE y teniendo en cuenta las funciones de la evaluación), considerándose también como aportes, la estructuración de la Habilidad Generalizadora y el Invariante de Conocimiento de la disciplina.
La significación práctica está dada el instrumento evaluativo final que se aplica en las asignaturas que integran la disciplina Anatomía Humana modificado a partir del Modelo Pedagógico de Evaluación propuesto, que permitirá activar el proceso docente educativo en la disciplina Anatomía Humana, de otras asignaturas y disciplinas en nuestra facultad y su posible generalización a otras Facultades de Ciencias Médicas del país.


Método
 
En correspondencia con el problema científico expresado anteriormente, se desarrollaron las siguientes
Tareas:

- Diagnóstico del objeto para procesar y formular el problema científico.
- Caracterización psicológica-pedagógica del proceso de evaluación del aprendizaje.
- Elaboración del modelo pedagógico de estructuración del sistema de evaluación final de las asignaturas que conforman la disciplina.
 
Para la consecución de dichas tareas se utilizaron como métodos de investigación los siguientes:

I- Métodos del nivel empírico como son:
- Análisis de documentos como: Planes de estudio, programas de la disciplina, orientaciones de la dirección del MES, entre otros, para caracterizar la situación del proceso docente educativo de la disciplina Anatomía Humana en cada uno de los planes de estudio.
- Encuestas a estudiantes de 1ro y 2do años de la carrera de Medicina y a profesores de la disciplina para valorar la situación del actual proceso docente educativo de la misma y la estructuración del sistema de evaluación final elaborado para la disciplina.
- Criterios de expertos, a partir de los cuales se sometió a valoración el modelo pedagógico para la estructuración del Sistema de Evaluación Final elaborado para las asignaturas que conforman la disciplina.

II- Métodos del nivel teórico como son:
- Métodos documentales que permitieron conocer la existencia de teorías didácticas, psicológicas y pedagógicas y procesos investigativos que sirven de fundamentos teóricos a la investigación.
- Método histórico-tendencial para el análisis de las principales tendencias y regularidades en la carrera de Medicina y la disciplina, lo que nos permitió revelar su historia, etapas principales de su desarrollo y las conexiones históricas fundamentales.
- Método de modelación sistémico estructural para elaborar el modelo pedagógico que se propone.
- Procedimientos de análisis y síntesis para el estudio de:
- Los componentes del proceso docente educativo de la disciplina Anatomía Humana para la formación del Médico General Básico.

Una vez realizado el diagnóstico del problema, los profesores del colectivo de Anatomía Humana de la FCMG nos dimos a la tarea de investigar posibles alternativas para aplicar en nuestro caso, decidiéndonos por el Examen Clínico de Objetivos Estructurados (Objetive Structural Clinical Examination OSCE), ya que en la bibliografía consultada este método de evaluación permite realizar evaluaciones teórico-prácticas a grupos numerosos de estudiantes en un tiempo mínimo razonable, con los objetivos y criterios evaluativos debidamente definidos por todo el colectivo de profesores, respetando los principios, exigencias y funciones de la evaluación. A partir de estos postulados, se procedió a la instrumentación de un OSCE que por ser una adaptación a una de las disciplinas de las Ciencias Básicas, decidimos llamarlo: Examen Básico de Objetivos Estructurados (EBOE).
Para las carreras de las Ciencias Médicas se concibe un sistema de habilidades profesionales en correspondencia con los Modos de Actuación del Profesional de la Salud en la solución de los problemas a los que se enfrenta en el ejercicio de su profesión (3) (Fig. 1).
Para dar respuesta al problema científico planteado, conocer cómo se establece la Habilidad Generalizadora de la disciplina y su relación directa con el Modelo Teórico de Evaluación Final que se propone para la misma, se utilizó el modelo que explicaremos a continuación.
El Modelo Pedagógico que se propone (Fig. 2) tiene como punto de partida el Modelo del Profesional considerado en el Plan de Estudio para la carrera de Medicina. El modelo del profesional declara los objetivos del graduado, en los que se expresan los conocimientos y habilidades del futuro Médico General Básico. Por otra parte, también son considerados los problemas profesionales que la sociedad requiere sean enfrentados por este profesional, problemas que han sido identificados y llevados a un lenguaje pedagógico. Por otro lado, es considerada la Medicina como una carrera que aporta todo un sistema de conocimientos, lógicas y metodologías provenientes del sistema de ciencias de la salud que tributan a su concepción. Estos elementos permiten estructurar la disciplina principal integradora (Medicina General Integral) y el conjunto de disciplinas básicas (Filosofía, Inglés, Cultura Física) y básicas específicas o del ejercicio de la profesión (Fisiología, Anatomía Humana, Embriología, BCM).
En el análisis de la disciplina Anatomía Humana, es necesario considerar los problemas profesionales desde el punto de vista anatómico y el objeto de las ciencias que tributan a la disciplina: Anatomía Radiológica, Anatomía Fisiológica, Anatomía Patológica, entre otras (transformado en contenidos del proceso docente-educativo), lo que constituye una derivación de los problemas profesionales en los aspectos anatómicos. Todo esto se analiza en un proceso donde se establece la relación Problema-Objeto-Objetivo en torno a los elementos fundamentales de la ciencia anatómica, que como base del sistema de conocimientos del egresado pasan a formar parte de su elaboración pedagógica.
Los dos elementos principales de esta elaboración pedagógica: invariante de conocimiento e invariante de habilidades (objeto), nos sirven como base matriz de información para concebir la evaluación como componente del proceso docente educativo que debe medir los resultados del aprendizaje de los educandos.
El modelo se sustenta en el establecimiento de un sistema de estaciones evaluativas, en las cuales las tareas a desarrollar por los estudiantes están relacionadas entre sí, con una secuencia de complejidad desde la precisión hasta la operatoria para medir la productividad del pensamiento anatómico del estudiante, organizándose el Examen Básico Objetivamente Estructurado (EBOE) de forma modular según niveles definidos para constatar el desarrollo de las habilidades y medir la apropiación - producción de conocimientos en los estudiantes.
En correspondencia con las habilidades lógico-formales que se pretende alcancen los estudiantes (IDENTIFICAR, DESCRIBIR... EXPLICAR), se conciben las estaciones evaluativas según los módulos de los contenidos de la asignatura.
La evaluación permite constatar el grado de desarrollo de la habilidad generalizadora que aporta la disciplina, la cual tributa al invariante de habilidad profesional identificada con la “Protección de la salud humana.”
Esta habilidad generalizadora, la cual ha sido definida en términos de “EXPLICAR LA CONSTITUCIÓN ANATÓMICA DEL CUERPO HUMANO” (Fig. 3), permite que el estudiante sea capaz de explicar la constitución anatómica de cada uno de los objetos de estudio, tales como las células, tejidos, órganos, sistemas y aparatos. Para ello se requiere de la apropiación de un sistema de habilidades aplicables a múltiples objetos para dar solución a los más diversos problemas, a través del desarrollo de un sistema de acciones y operaciones que permiten estructurar una habilidad de un alto grado de generalización, precisando el sistema de objetivos y contenidos definidos para la disciplina, auxiliándose de los principales métodos de investigación o estudio de la misma: la disección del cadáver, la observación macroscópica, inyección de los sistemas tubulares con colorantes y sustancias solidificables, la corrosión y técnicas morfométricas entre otros.
Como se puede apreciar la disciplina Anatomía Humana no posee un invariante de habilidad propio, sino que tributa a la formación del Invariante de Habilidad Profesional de las Ciencias Médicas a través de una Habilidad Generalizadora: EXPLICAR.
En la formación y desarrollo de la habilidad generalizadora de la disciplina Anatomía Humana se tiene como fundamento teórico y base, el Invariante de Conocimiento en término de EXPLICACIÓN (Fig. 4), el cual se aplica al estudio de las estructuras anatómicas desde el nivel celular hasta el nivel de sistemas y aparatos, con lo cual estos elementos del contenido se integran como base para la aplicación de la evaluación en forma del Examen Básico Objetivamente Estructurado (EBOE).
En consonancia con los fundamentos del enfoque holístico - configuracional, el EBOE se inscribe en el proceso de extensión de la lógica esencial de la profesión hasta la evaluación como criterio de medida de la forma en que en la asignatura y disciplina, están presentes los modos de actuación del profesional.

 
 
Conclusiones
 
Ante las dificultades presentes en la aplicación de la evaluación final en la disciplina Anatomía Humana, tradicionalmente efectuada a través de exámenes teórico prácticos convencionales, se diseña un modelo teórico de evaluación final que denominamos Examen Básico Objetivamente Estructurado, el cual tiene como base los presupuestos de la Teoría Didáctica del Invariante de Habilidades y la concepción de la Habilidad Generalizadora de la disciplina como criterio para la medición del aprendizaje.
El modelo se sustenta en el establecimiento de un sistema de estaciones evaluativas, en las cuales las tareas a desarrollar por los estudiantes están relacionadas entre sí, con una secuencia de complejidad desde la precisión hasta la operatoria para medir la productividad del pensamiento anatómico del estudiante, organizándose el Examen Básico Objetivamente Estructurado (EBOE) de forma modular según niveles definidos para constatar el desarrollo de las habilidades y medir la apropiación- producción de conocimientos en los estudiantes.
La propuesta de carácter integrador, supone el desarrollo de una metodología propia para la aplicación del Examen Básico Objetivamente Estructurado en la Educación Médica Superior, que contempla requerimientos didácticos, psicológicos y organizacionales para su ejecución como tipo de examen final de la disciplina Anatomía Humana en la carrera de Medicina, sustentando un modelo de integración básico-clínica que posibilita relacionar de forma más directa el contenido de la disciplina con los modos de actuación profesional del egresado.
La aplicación de un instrumento evaluativo final en las asignaturas que integran la disciplina Anatomía Humana desde el curso 96-97 en nuestra facultad modificado a partir del Modelo Pedagógico propuesto, ha contado con la opinión favorable de alumnos y profesores, apreciándose una mejor preparación de los educandos, así como resultados superiores en calidad (mayor cantidad de alumnos con calificaciones de 4 y 5), con relación a cursos anteriores cuando se aplicaba el Examen Teórico-Práctico tradicional.


Recomendaciones
 
- La Habilidad Generalizadora que aporta la disciplina (Explicar la estructura anatómica del cuerpo humano como un todo) y que sirve de fundamento al Modelo Teórico de Evaluación Final propuesto, ofrece una estructura pedagógica que puede ser usada por otras disciplinas que se basan en el mismo modelo de organización sistémica del cuerpo humano, para explicar su sistema de habilidades.
- Se recomienda además, al departamento Metodológico de la FCM-Granma la posible introducción de los resultados de la presente investigación en las restantes asignaturas y disciplinas del ciclo básico.


Bibliografía Consultada
 
1. Partido Comunista de Cuba. Programa del PCC. La Habana: Editorial Política; 1987.

2. Castro Rúz F. Discurso de clausura pronunciado en el Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas. La Habana, Palacio de las Convenciones; 1989. 

3. Rodríguez Guerra E, Natacha RM, Jaime VP y José AC. Un sistema de habilidades para las carreras en Ciencias de la Salud. ISCMH. Educ Med Sup 1994; 8 (1-2): 43-53.


Referencias Bibliográficas
 
1. Fuentes H, Pérez L, Mestre U. Dinámica del Proceso Docente-Educativo. Centro de Estudios “Manuel F. Gran”. Santiago de Cuba: Universidad de Oriente; 1994.

2. Aneiros de Rivas, R. Elementos básicos sobre Ítems y Test objetivos. Área de docencia. La Habana: MINSAP; 1995.

3. Álvarez de Zayas CM. Epistemología de la Pedagogía. La Habana: Educación y Desarrollo; 1994.

4. Álvarez de Zayas CM. La escuela por la excelencia. La Habana: Educación y Desarrollo; 1995.

5. Borroto R, Aneiros Riba R, y Báez Martínez JM. La Evaluación Externa de la Competencia Clínica en el Contexto de la Educación en Ciencias de la Salud. Taller Nacional de Evaluación de la Competencia y el Desempeño por la Calidad Recursos Humanos en el Sistema Nacional de Salud, C. Habana, 11-13 Diciembre, 1995.

6. Cruz Baranda S; Fuentes González H. El Modelo de actuación profesional: una propuesta viable para el diseño curricular de la Educación Superior. Centro de estudios de la Educación Superior “Manuel F. Gran”. Santiago de Cuba: Universidad de Oriente; 1998.

7. Castro Pimienta O. Evaluación y Excelencia Educativa Personalizada. [Impresión ligera]. Ciudad de  la Habana: Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño. Cátedra UNESCO en Ciencias de la Educación; 1997.

8. Castro Pimienta O. Evaluación Integral. Del paradigma a la práctica. La Habana: Pueblo y  Educación; 1999.

9. Fuentes H. Perfeccionamiento del Sistema de habilidades en la disciplina Física General para estudiantes de Ciencias Técnicas. Tesis en opción al grado de Doctor en Ciencias Pedagógicas. 1990.

10. González Rey F. Comunicación, personalidad y desarrollo. La Habana: Pueblo y Educación; 1995.

11. Galperin PYa. Sobre el método de formación por etapas de las acciones mentales. Antología de la Psicología Pedagógica. La Habana: Pueblo y Educación; 1986.

12. Harden RM, Mary Stevenson W, Wilson Downie G M. Assessment of Clinical Competence Using Objective Structural Examination. Brit Med J 1975; 1: 447-51.

13. Harden RM. Self Assessment. Medical Teacher 1980; 2(3): 145-7.

14. Harden RM. Assess Clinical Competence. An Overview. Medical Teacher 1979; 1(6): 289-96.

15. Rulata PJ, Witzke DB, Leko EO, Fulginiti JV, Taylor PJ. Sharing of Information ´by Students in an   Objective Structured Clinical Examination. Arch Intern Med 191; 151: 23-6.

16. Rocha Hernández JF. La Enseñanza Médica Superior. Propuesta y Valoración de un Método Evaluativo Diferente. Concurso Nacional Premio Anual de Salud. Trabajos Galardonados. Trabajos Científico- Educacionales; 1994: 300-77.    

17. Salas Perea R. El papel de la evaluación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Rev Med Sup 1991: 5(1): 3-17.

18. Talizina NF. Los fundamentos de la enseñanza en la educación superior. Universidad de la Habana: Ministerio de Educación Superior; 1985. p. 244-296.

19. Torres Hernández M; Álvarez de Zayas C. El perfeccionamiento de la Educación Superior Cubana.  Sus tendencias actuales. Rev Educ Sup 1993; 13(2):8-13.

20. The Objetive Structural Clinical Examination (OSCE). Medical Teacher 1988; 10(1): 99-110.

 
 
 

[1] Especialista de Primer Grado en Anatomía Humana. Profesor Asistente.
[1] Especialista de Primer Grado en Anatomía Humana. Profesor Asistente.
[1] Especialista de Primer Grado en Anatomía Humana. Profesor Asistente.
[1] Especialista de Primer Grado en Anatomía Humana. Profesor Asistente.