VERSION ON-LINE: ISSN 1028-4818
RPNS-1853

Multimed 1997; 1(1)
 
 
Sepsis neonatal en el servicio de neonatología cerrado. Primer trimestre año 1995-1996.
Neonatal sepsis in the closed neonatology service. First trimester 1995-1996.

 
Sara Ferrándiz Guerra1


Resumen

Las infecciones neonatales han sido siempre causa importante de morbilidad y mortalidad en el recién nacido.
El germen más frecuentemente aislado en la década 1930-1940 fue el Estreptococo Hemolítico y a partir de 1950 comenzó el Estafilococo. La sepsis afecta con mayor frecuencia a los recién nacido de bajo peso al nacer.
Los objetivos de este trabajo son conocer el comportamiento de las sepsis congénitas y adquiridas, así como la relación de los fallecidos con el número de sepsis reportadas, determinar su localización, la incidencia de sepsis en el recién nacido bajo peso y conocer la positi­vidad de los cultivos y los gérmenes predominantes.
El universo del trabajo lo constituyen los recién nacidos ingresados en el servicio de neonatología cerrado del Hospital “Carlos Manuel de Céspedes” de Bayamo, durante el primer trimestre de los años 1995-1996, y la muestra está representada por los recién nacidos que pre­sentaron un proceso infeccioso.
Los criterios para incluirlo en la encuesta fueron: la presencia de signos clínicos de sepsis, antecedentes de sepsis ovular, crecimiento de gérmenes patógenos de hemocultivo, neutrofilia o neutropenia en leucograma, cultivos positivos en secreciones gastrointestinales, respiratorias u otras.
Estos datos fueron tomados de las historias clínicas y de las actas del comité de sepsis.
Se procesan los datos para el cálculo del por ciento y se confeccionan cuadros.
Se comprobó que predominaron las sepsis congénitas, hubo igual cantidad de fallecidos, la bronconeumonía fue la localización más fre­cuente, hubo mayor positividad de los cultivos cuando había antece­dentes de sepsis ovular, los bajo peso se infectaron con mayor fre­cuencia que los recién nacidos a término y los gérmenes predominantes fueron el Enterobacter, E Coli, Estafilococo y Pseudomona.
Descriptores DeCS: SEPSIS NEONATAL.
 

Introducción

Las infecciones neonatales han sido siempre causa importante de morbilidad y mortalidad en el recién nacido. Por medio de estudios epidemiológicos fue posible establecer que el recién nacido en un hospital resulta infectado frecuentemente durante los primeros días de vida.
En la década 1930-1940 el germen patógeno que se aisló con mayor frecuencia en neonatos sépticos fue el Estreptococo Hemolítico y res­ponsable fundamental de la sepsis puerperal.
Actualmente su incidencia es baja 0,85-0,90 x 1000 nacidos vivos en Vancouver, Canadá (1) y 1,8 x 1000 nacidos vivos en Chicago, Esta­dos Unidos (2).
La disminución ostensible de este germen corno etiología en la sepsis neonatal se debe a la estrategia de usar antibióticos anteparto en toda embarazada con alto riesgo de infección ovular (3-4).
A partir de l950 comenzó a predominar el Estafilococo Aureus corno agente etiológico de la sepsis neonatal. Esta afecta con mayor frecuencia a nacidos vivos pretérminos (5).
De este modo la incidencia de sepsis neonatal varia de acuerdo con la población elegida para el estudio; de forma tal que un centro cuya población la constituyen fundamentalmente pacientes graves de bajo peso al nacer, tendrá una incidencia de sepsis neonatal muy superior a la de aquellos servicios de neonatología que atiendan a “neonatos normales”.
Aún en los momentos actuales, continúan siendo importantes en la morbilidad, mortalidad y los costos, las infecciones y sus complica­ciones (6-7).
La detección precoz de la sepsis neonatal constituye un problema mé­dico importante y condiciona el pronóstico de los recién nacidos in­fectados (8).
Es por ello necesario utilizar métodos de diagnóstico que permitan identificar a estos recién nacidos antes de que el cuadro clínico lo haga evidente.
Será posible de este modo, tratar adecuadamente al niño infectado y se evitarán tratamientos innecesarios a los no infectados (9).
Los objetivos de este trabajo son; conocer el comportamiento de las sepsis congénitas y adquiridas, así como la relación de los fallecidos con el número de sepsis reportadas, determinar su localización, la incidencia de sepsis en recién nacido bajo peso y conocer la positividad de los cultivos y los gérmenes predominantes.

 
Método

Se realiza un estudio longitudinal retrospectivo a todos los pacientes ingresados en la sala de neonatología cerrado del Hospital “Carlos Manuel de Céspedes” de Bayamo, Granma durante el primer trimes­tre de los años 1995-1996, los cuales padecieron de un proceso infec­cioso ya sea por los antecedentes y la clínica o ambos.
El universo del trabajo lo constituyen los 253 pacientes ingresados en el primer trimestre de 1995 y1os 226 ingresados en 1996.
La muestra esta representada por todos los pacientes que presenta­ron un proceso infeccioso en ambos trimestres.
A estos pacientes se les aplicó una encuesta con el objetivo de recoger los datos clínicos y de laboratorio que aparecieron durante la evolu­ción y permitieron detectar la infección.
Los criterios para considerarlo positivo fueron:
  • Presencia de signos de sepsis.
  • Antecedentes de sepsis ovular y potencial o ambas.
  • Hemocultivo con crecimiento de gérmenes patógenos.
  • Recuento de leucocitos con neutrofilia o neutropenia.
  • Cultivo de secreciones astrointestnales respiratorias u otras.
Estos datos fueron tomados de la Historia Clínica de los pacientes y de las actas del comité de sepsis del servicio.
Los datos obtenidos se procesan para el cálculo del por ciento. Se confeccionan cuadros para la mejor comprensión de los mismos.

 
Discusión

En el Primer Trimestre del año 1995 hubo un total de 253 ingresados con 45 casos sépticos para un 17,7%, predominando la sepsis congé­nita con 30 casos para un 11,8%. La tasa de sepsis congénita en ningún mes sobrepasó los propósitos que es de 15; la sepsis adquirida tuvo una tasa de 5,9% siendo el mes de febrero el que tuvo la tasa más alta con 10,2%, por encima de los propósitos que es de 5% o menos.
La tasa total de sepsis fue de 21,8%, por encima de los propósitos que es de 20 o menos.
A pesar del aumento de la sepsis en el mes de febrero no hubo falleci­dos por esta causa en ese mes.
En el trimestre hubo 3 fallecidos por sepsis, 2 en enero y 1 en marzo, para una tasa de 1,18%.
La localización más frecuente de la sepsis fue la respiratoria baja con 20 casos (7,9%) seguida de la sepsis generalizada con 16 cases (6,3%) y la infección del sistema nervioso centrad con 8 casos (3,1%) (tabla 1).
En el Primer Trimestre del año 1996 ingresaron 226 recién nacidos, con un incremento de 6 casos sépticos en comparación con el año anterior (51), elevándose la tasa de sepsis a 30,1 (propósito 20) el predominio de la sepsis congénita que fue de 23,8% (propósito 15) a expensa de los meses de febrero (14 casos) y marzo (16 casos). La tasa de sepsis adquirida fue de 5,7%.
Hubo 3 fallecidos por sepsis y todas fueron en el mes de enero que fue el mes que menos casos sépticos tuvo.
En relación a la localización de la sepsis la más frecuente fue la respi­ratoria con 25 casos para un 11,0% seguida de la sepsis generalizada (19 casos) para un 8,4% y la sepsis de piel y mucosas con 6 casos para un 2,6% (tabla 1).
Como podemos apreciar en ambos años la bronconeumonía es la infección más frecuentemente encontrada en el servicio. En total hubo 20 bronconeumonías en el primer trimestre de 1995 (17 congénitas y 3 adquiridas) y 24 en 1996 (18 congénitas y 6 adquiridas (tabla 2).
En cuanto a la positividad de los cultivos vemos que de un total de 149 indicados en el primer trimestre de 1995 fueron positivos 65 para un 43,6% disminuye la positividad en el año 1996 que fue de un 38% habiéndose indicado más (163). Esto está dado por contaminación y mala técnica al formar las muestras (tabla 3).
La frecuencia de la sepsis aumenta cuando hay antecedentes de sepsis ovular en la madre.
En ambos años el crecimiento bacteriano en estos casos fue alto osci­lando de 72,7% al 100% (tabla 4).
Aumenta también la sepsis en el bajo peso comparado con el recién nacido a término, tuvieron sepsis el 30,3% de los bajo peso ingresados y el 20% de los recién nacidos a término en 1996 y el 12,5 de recién nacidos a término y 27,9 de los recién nacido bajo peso en l995, comportándose de esta forma en los 3 meses de ambos trimestre (tabla 5).
En relación a los gérmenes aislados en los cultivos predominaron en el año 1995 en orden de frecuencia: Enterobacter, E. Coli, Estafilo­coco y Seudomona y en el año 1996: Estafilococo, E. Coli, Estafilo­coco B Hemolítico y Seudomona (tabla 6).

 
Conclusiones

1. Predominaron las sepsis congénitas en ambos años estudiados.
2. Hubo igual cantidad de fallecidos en ambos años, aunque más sepsis en 1996.
3. La bronconeumonía fue la localización más frecuente de la sepsis.
4.La positividad de los cultivos en los casos con antecedentes de sep­sis ovular fue altamente positiva.
5. Los bajó peso se infectaron con mayor frecuencia que los recién nacidos a término.
6.Los gérmenes que tuvieron mayor crecimiento fueron: Enterobac­ter, E. Coli, Estafilococo Coagulasa   Positiva y Seudomona.


Referencias Bibliográficas

1. Cinolai N, Roscoe OL. Contemporary content for early - onset group B Streptococcal Sepsis of the newborn. Am JPerinatol 1995; 12(1): 46-9.
 
2. Boyer KM. Neonatal group B Streptococcal infection Cur Opin Pediatr 1995; 7(1): 13-8.
 
3. Schurnat A. Group B Streptococcal disease in newborn a global perspective on  prevention. Biorned Pharmacother 1995; 49(1): 19-25.
 
4. Heimcer R. Nelin Ld, Billman DD, Sasiditaran P. ldentification of sepsis in neonates following maternal antibiotic therapy. Clin Pc­diatr 1995; 34(4): 133-7.
 
5. McCracken G, Shinefeld H. Changes in te latter of neonatal septi­cemia and meningites. Am JDis Chil 1966; 4: 112-33.
 
6. Balk RA, Bone RC. The septic syndrome: Definition and clinical irnplication. Crit  Care Clin 1989; 5: 1.
 
7. Jafari HS, McCracken GH. Sepsis and septic stuck: A review for clinician. Pediatr Perfect Dis J 1992;11: 739-49.
 
8. Pérez González J,Ventura P. Samper MP, Bindicho J, Jordán J. Avances diagnósticos en la sepsis neonatal. Esp Pediatr 1984; 21: 453-463.
 
9. Brown DR, Kutler D, Rai B, Chan T. Cohen M. Bacterial concentration and blood  volume required for a  positive blod culture. J Perinatol l995; 15(2): 157-9.
 
 
 
Tabla 1. Sepsis neonatal 1er. Trimestre 1995-1996.
 
 
Enero
Febrero
Marzo
Total
1995
1996
1995
1996
1995
1996
1995
1996
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Ingresos
85
-
96
-
78
-
63
-
90
-
67
-
253
100
226
100
Casos Sépticos
13
15,2
10
10,4
17
21,7
22
34,9
15
15,4
19
28,3
45
17,7
51
22,5
Sepsis Congénita
10
12,8
4
3,2
9
11,5
14
25,7
11
11,3
16
24,2
30
11,8
34
23,8
Sepsis Adquirida
3
3,8
6
4,8
8
10,2
4
5,7
4
4,1
3
4,5
15
5,9
13
5,7
Respiración Baja
8
61,5
3
30
7
41,1
12
54,5
5
33,3
10
53,6
20
7,9
25
11,0
Sepsis Generalizada
4
30,7
5
50
3
17,6
8
36,3
9
60
6
31,5
16
6,3
19
8,4
Piel y Mucosa
1
7,6
1
10
-
-
2
9
-
-
3
15,7
1
0,3
6
2,6
Sistema Nervioso Central
-
-
1
10
7
41,1
-
-
1
6,6
-
-
8
3,1
1
0,4
Tasa de Sepsis
18,3
-
8
8,3
21,8
-
31,4
32,2
15,5
-
28,7
28,1
54,6
21,9
67,1
30,1
Fallecidos
4
-
3
100
6
-
3
100
5
-
-
-
15
5,9
6
2,6
Fallecidos por Sepsis
2
50
3
100
-
-
-
-
1
20
-
-
3
1,18
3
1,3
 
 
 
Tabla 2. Patología respiratoria 1er. Trimestre 1995-1996.
 
 
Enero
Febrero
Marzo
Total
1995
1996
1995
1996
1995
1996
1995
1996
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Bronconeumonía Congénita
6
75
1
33,4
7
100
10
90,9
4
80
7
70
17
85
18
75
Bronconeumonía Adquirida
2
25
2
66,6
-
-
1
9,1
1
20
3
30
3
15
6
25
Total
8
100
3
100
7
100
11
100
5
100
10
100
20
100
24
100
 
 
 
 
Tabla 3. Positividad de los cultivos 1er. Trimestre 1995-1996.
 
 
Enero
Febrero
Marzo
Total
1995
1996
1995
1996
1995
1996
1995
1996
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Cultivos
46
100
26
100
60
100
75
100
43
100
62
100
149
100
163
100
Positivos
26
56,5
12
46,1
20
33,3
27
36
19
44,1
20
37
65
43,6
62
38
 
 
 
Tabla 4. Crecimiento de gérmenes asociados a sepsis ovular 1er. Trimestre 1995-1996.
 
 
Antecedentes de
 Sepsis
Crecimiento de
 Gérmenes
No.
%
No.
%
Enero 1995
7
-
6
85,7
Enero 1996
4
-
4
100
Febrero 1995
11
-
8
72,7
Febrero 1996
17
-
17
100
Marzo 1995
7
-
6
85,7
Marzo 1996
14
-
13
92,8
 


Tabla 5. Sepsis en recién nacido a término y recién nacido bajo peso 1er. Trimestre 1995-1996.
 
 
Enero
Febrero
Marzo
Total
1995
1996
1995
1996
1995
1996
1995
1996
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Ingresos
85
-
96
-
78
-
63
-
90
-
67
-
253
-
226
-
Recién nacido a
término
52
61,2
69
71,8
48
61,5
48
76,2
67
74,5
53
79,2
167
66,1
170
75,3
Recién nacido bajo
peso
33
38,8
27
28,2
30
38,5
15
23,8
23
25,5
14
20,8
86
33,9
56
24,7
Sepsis
13
-
10
-
17
-
22
-
15
-
19
-
45
-
51
-
Recién nacido a
término
7
13,4
4
5,7
6
12,5
16
14,5
8
11,9
14
9,4
21
12,5
34
20
Recién nacido bajo
peso
6
18,1
6
22,2
11
36,6
6
40
7
30,4
5
35,7
24
27,9
17
30,3
 
 
 
 
Tabla 6. Gérmenes aislados 1er. Trimestre 1995-1996.
 
 
Enero
Febrero
Marzo
Total
1995
1996
1995
1996
1995
1996
1995
1996
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Enterobacter
11
42,3
1
8,3
12
60,0
2
7,4
3
15,7
-
-
26
89,6
3
10,4
Seudomona
9
34,6
2
16,6
1
5,0
2
7,4
-
-
1
4,3
10
66,6
5
33,4
Escherichia Coli
-
-
2
16,6
3
15,0
2
7,4
12
63,1
6
26,0
15
60,0
10
40,0
Proteus
1
3,8
1
8,3
-
-
-
-
-
-
-
-
1
50,0
1
50,0
Estafilococo
5
19,2
6
49,9
2
10,0
21
77,7
4
21,0
9
39,0
11
23,5
36
76,5
Estreptococo B Hemolítico
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
6
26,0
-
-
6
100
BNF
-
-
-
-
2
10,0
-
-
-
-
-
-
2
100
-
-
 
 
 
 
 
 



1 Especialista de Primer Grado en Pediatría. Profesora Asistente de Pediatría.